Uno de las noticias más comentadas de los últimos días es la captura de “la banda de aniñados que robaba en Ceibos Norte”, unos niños bien que se entretenían ingresando en urbanizaciones privadas para luego llevarse lo que podían de las casas sin vigilancia y venderlo en línea.

Quizás debido a la edad de los presuntos delincuentes – a quienes atraparon con las manos en el plasma -, en la versión digital de “El Universo”, la nota incluyó los enlaces a los perfiles personales en la red social Hi5 de los involucrados.

Aunque los enlaces fueron retirados posteriormente y ya no aparecen en la página de la noticia, es posible verlos en el caché de Google. En Hi5, a menos que haya sido protegido, es posible visualizar el perfil completo de cualquiera de sus usuarios. En Facebook, los perfiles están protegidos por defecto y es el usuario quien decide quién tiene acceso, además de la cantidad de información mostrada.

Como era de esperar, uno de los perfiles ya fue eliminado y en otro borraron todas las fotos. ¿Era necesario exponer de esta forma a todos los amigos y familiares de estas personas? Creo que no.

Escribe un comentario

comentarios