La muerte del líder de Al-Qaeda es un logro importante para el gobierno de Obama y provocó que varios miles de ciudadanos salieran a las calles para celebrar la hazaña, pero es posible que el verdadero botín de guerra aún no haya sido revelado.

Las fuerzas de asalto estadounidenses extrajeron varios equipos informáticos que los expertos esperan que puedan contener importante información acerca de los futuros movimientos de la red terrorista.

Después de que los militares eliminaran a Osama Bin Laden, un equipo de los Navy SEALs confiscaron una colección de computadoras, discos duros, unidades de disco portátiles y otros dispositivos de almacenamiento encontrados en el complejo.

¿Qué información podría contener el disco duro del hombre más buscado de la última década? Estos equipos ya han empezado a ser inspeccionados por cientos de personas del gobierno estadounidense en una ubicación secreta en Afganistán, esperando encontrar datos de utilidad para que la inteligencia militar pueda adelantarse a posibles retaliaciones de Al-Qaeda contra blancos norteamericanos.

Escribe un comentario

comentarios