En febrero de 2010, Google presentaba Google Fiber for Communities, un proyecto que prometía una conexión de internet a 1Gbps con fibra óptica a los hogares de un número de estadounidensenses que oscilaba entre 50 mil y 500 mil. Se realizó una invitación para que se registren las ciudades interesadas y la primera seleccionada fue la ciudad de Kansas.

Dos años después, la instalación de la infraestructura ha finalizado y el periodo de pruebas está cerca de empezar. Con esto Google incursionará en el negocio de la transmisión de datos, eslabón faltante para ofrecer a sus clientes un paquete de soluciones en la nube que incluya también una conexión a internet de alta velocidad.

¿Qué haran los habitantes de Kansas con conexiones a internet 100 veces más rápidas que la media nacional y 20000 veces más rápida que las conexiones dial-up? En este sentido, varias organizaciones están promoviendo la generación de ideas que permitan aprovechar las nuevas conexiones. El sitio KCGigIdeas recoge estas iniciativas, a la vez que enfatiza su importancia:

While it may seem like we’ve won the lottery in getting Google Fiber, the success of the network will depend on the hard work and imagination of KC-area residents. In order to take full advantage of the fiber deployment, Kansas City must view it as a community resource to be leveraged and embraced. The true potential lies not in the fiber itself but in the creative applications it allows.

Por su parte, Google tiene la mira puesta en las pequeñas y medianas empresas y anima a los habitantes de Kansas a levantar su sitio web y buscar más clientes para vender más productos y servicios. En EEUU, un 97% de la población busca productos y servicios locales en la red mientra que el 63% de las pequeñas empresas no poseen un sitio web.

Google sabe que el impacto económico en la región podría ser inmediato. Según un estudio publicado en Octubre de 2010, las pequeñas empresas que funcionan desde el hogar y que utilizaron conexiones de fibra óptica sumaron 41,6 billones de dólares a la economía de EEUU en el 2009.

Escribe un comentario

comentarios